Boletín #7: Crónica

invitacion_costurero_anverso

Hilando fino y el Costurero de Aracne

Hilando fino y el Costurero de Aracne
Por Julián Ruesga Bono – España

Del 15 de Mayo al 25 de Septiembre pasado, se ha celebrado en la sala de exposiciones de la Escuela de Arte de Granada, España, la muestra “Hilando fino”. La exposición ha recogido una selección de trabajos, producto del proceso de aprendizaje de los alumnos, del ciclo de Arte Textil de la Escuela de Arte de Granada de los últimos años. A la vez se planteaba un recorrido por los diferentes contenidos del ciclo y las diferentes técnicas textiles que se imparten en él: batík, tejido de bajo y alto liso, estampación, anudado, cestería, papel, fieltro, técnicas libres.

La Escuela de Arte de Granada es uno de los centros públicos más antiguos de España, segunda mitad del siglo XIX, y en ella se imparten enseñanzas profesionales artísticas con carácter oficial. Es el único centro de Andalucía donde se imparte el Ciclo Formativo de Grado Superior de textil y en los últimos años cuenta con alumnos procedentes de diferentes países: Polonia, Colombia, Australia, Argentina, … .

A las diferentes experiencias artísticas que hasta ahora ha desarrollado el taller de textiles, uno de los más dinámicos de España, está en proyecto iniciar en breve un trabajo de cooperación con la Escuela de Arte Dramático en el que se investigue la creación de espacios escénicos como instalaciones textiles.

Simultáneamente a la exposición de alumnos, la Escuela de Arte ha publicado el cuarto número de la revista-objeto “El costurero de Aracne”, dirigida por los profesores del taller textil de la escuela: Mª Isabel López-Perea y Ángel Sanz Montero. “El costurero de Aracne” es una revista ensamblada especializada en escultura textil. La revista es un contenedor con trabajos de diversos artistas invitados, que aportan cada uno una obra seriada con la única condición de que sea textil y de pequeño formato. El conjunto de las distintas obras forman El Costurero, con una edición de cuarenta ejemplares cada número, es de periodicidad bianual. Hasta la fecha se han producido tres números, este que se ha presentado es el cuarto.

Se puede encontrar más información del Taller Textil de la Escuela de Artes de Granada, España, en: http://talleresartetextil.blogspot.com

Fotografías: Gabriel Ramos

La Telaraña- la Honda Noche y la Ternura: Tres nombres para un poema. Instalación,2006.

La Telaraña- la Honda Noche y la Ternura: Tres nombres para un poema. Instalación,2006.

Tejer, una empresa cultural.

Por Dinorah Carballo
Artista visual e Historiadora del Arte.
Secretaria REDTEXTILIA

Piense en tejer con su saber: Haga una empresa.

Crear una empresa cultural requiere gestar alianzas entre diversos entes: incubadoras de empresas, Ministerios de Gobiernos locales, bancos de desarrollo, artistas, empresarios y otros. Este tema nos ubica en el centro de la visión actual de desarrollo sostenible.

El deseo de la Junta Directiva de la Red Textil Iberoamericana es facilitar estrategias para el diseño y creación de empresas comerciales aplicables a la creación de empresas culturales. El objetivo es proporcionar herramientas y contribuir al emprendimiento, traducido en gestiones personales, familiares y comunales, que tengan como meta crear y desarrollar pequeñas y medianas empresas, logrando un aprovechamiento de recursos en pro de un mejor desarrollo de las personas y del entorno, propiciando una cadena de bienestar.

¿Pueden los artistas contribuir al desarrollo de nuestras sociedades participando de la economía del conocimiento?. Este concepto se basa “en el desarrollo de la riqueza, en el co-desarrollo orgánico de tecnologías digitales e intelectuales. El arte, que comparte herramientas del mundo común, puede también aplicarle sus metodologías”. Para José Ruiz Navarro *, lo anterior es factible y aplicable.

Xénia Viladás señala sobre Diseño Rentable: “desde la empresa que lo utiliza como mero recurso de estilo hasta la que lo convierte en el eje de su estrategia, cada cual tiene que establecer qué es lo que le puede aportar el diseño y situarse respecto a ello”. (2008:13)

Algunas características desarrolladas por los artistas como facultad de experimentación, capacidad para correr riesgos, desarrollar comportamientos atípicos a la hora de plantearse algún problema, capacidad para representar ideas, para manipular lenguajes y símbolos, sensibilidad a las señales débiles indicadoras de mutaciones, manejo de competencias e incompetencias, capacidad para desaprender y situarse en niveles transversales de las situaciones o asuntos emergentes,* los facultan para rediseñar y replantearse situaciones en torno a la economía, el desarrollo y la gestión cultural poniendo su conocimiento y sensibilidad al servicio de la comunidad, más allá de la economía del arte.

La chispa de la creatividad no es garantía de éxito si no se sistematiza la innovación y sus procesos, además de erradicar el mito de que el trabajo creativo es sólo producto de la inspiración. Todo trabajo creativo tiene un proceso de maduración, estudio e investigación que debe ser valorado por la sociedad. Esto no demerita el arte con su capacidad de creación intuitiva, estética y producto de una reflexión interior y espiritual.

Sin embargo nada de esto es posible sin llevar a cabo una serie de actividades, actitudes y procesos que faciliten el desarrollo de una empresa.

Sistematizar, llevar controles, estudios previos, factibilidad y garantía de que el producto que se quiera desarrollar corresponde a una necesidad, ya sea para la contemplación como objeto que contribuye a mejorar algún entorno en nuestra sociedad, o para llenar un vacío en el mundo de los objetos que nos rodea.

Existen algunas pautas sin las cuales el diseño no beneficiaría las acciones que se lleven a cabo para crear un producto o empresa.

El diseño contribuye a marcar las pautas, a marcar el camino a seguir en un proceso de creación. (Viladás)*. El diseño, expresa, “NO funciona sin Creatividad, tampoco de manera desordenada, sigue una metodología precisa. No se crea por casualidad o es producto del azar: Se razona, se piensa, crea un plan, da soluciones y alternativas a las necesidades de las personas.

Por lo tanto, es importante tomar en cuenta este factor para pensar en crear una imagen representativa que valore y visibilice el producto si ya contamos con un diseño personal de objeto, arte o conjunto de accesorios o productos.

Visualizando una empresa cultural:
1. Hacer un estudio de factibilidad en la zona donde se ofrecerá el producto.
2. Plantearse cuál será el público meta, cómo se caracteriza, qué problema le vamos a resolver, por qué nos comprarán.
3. Hacer un recuento y trabajar en las necesidades de un plan de desarrollo: principales recursos, capacidades de organización, personal de apoyo, plan de empresa, a quién acudir para resolver nuestros necesidades básicas en la elaboración del producto y las estrategias a seguir.
4. Plan de ventas y distribución.

Es muy importante plantearnos: ¿Por qué los inversores pondrían dinero en nuestra empresa? ¿Qué la hace diferente a otras similares? ¿Un producto único? ¿Un equipo directivo eficiente y exitoso? ¿Rentabilidad de la inversión? ¿Qué otra cosa tiene para que compita en el mercado?.

Crear la Misión y la Visión permite visualizar un marco de acción, para ubicar cada cosa o intención y a partir de esto seguir con el proceso.

Las empresas comerciales comunes tienen en cuenta todos los actores en un proceso de creación de empresas: los stakeholders. Son los accionistas, clientes, directivos, empleados, proveedores, reguladores oficiales, sociedad, medios de comunicación, universidades, ecologistas, ONG’s. Para José Ruiz Navarro, es importante lograr una buena relación con todos ellos y garantizar así una armoniosa cadena de valores y potencialidades en que todos y cada uno satisfaga sus necesidades y se dé una ganancia recíproca.

Se ha podido observar cómo creando una cadena de competencias y buscando necesidades en cada paso del proceso se fortalece cada campo, esto logra orquestar los factores involucrados y potencializar la idea de que es posible colaborar en la economía del conocimiento con nuestros productos creativos, desde el campo textil o cualquier otro.

Fuentes:
José Ruiz Navarro, Doctor Ciencias Económicas, Catedrático Universidad de Cadiz, España.
Xénia Viladás, Diseño Rentable, diez temas a debate. Impreso en China, 2008
*Otras fuentes: http://www.infomanía.com